Uncategorized

La “línea púrpura” y otras señales

Estos últimos meses estoy asistiendo a unas clases sobre matronería impartidas por Gloria Lemay, matrona canadiense que imparte formación a doulas, matronas y otros profesionales de la salud.

En la última clase aprendí cómo saber en qué fase del proceso de parto se encuentra una mujer sin tener que realizar tactos vaginales.

Me interesa inmensamente este tema porque soy una radical defensora de la no intervención en el proceso del parto, creo en el cuerpo de la mujer para expulsar a su bebé de forma natural, sin ninguna interrupción del exterior.

Gloria nos contó que hace varios años conoció a una matrona holandesa que le mostró cómo saber de cuantos cm está dilatda una mujer cuando está de parto. A esta matrona en la escuela de enfermería le enseñaron a no realizar tactos vaginales a las mujeres en parto, sino que tenía que aprender a leer el cuerpo de la mujer y sus gestos faciales.

Entonces ¿Cómo se puede saber de cuántos cm está dilatada una mujer sin realizarle un tacto vaginal? Existen muchas señales que nos indican que la mujer se encuentra de parto, en un estado avanzado de dilatación, que el bebé no tardará mucho tiempo en ver la luz.

Una muy buena señal que muestra que la mujer se encuentra en un estado avanzado de dilatación es el sangrado, ya que el cuello del útero comienza a ensancharse y dilatarse, lo que provoca que se desgarren algunas venitas, produciéndose el sangrado, aunque no a todas las mujeres les pasa ésto.

Otra señal son las sensaciones (contracciones) se sientes más seguidas, con una duración de más de 70 segundos.

Otra señal muy distinguible es que la mujer comienza a sudar por la zona de los hombros.

También puede que la mujer sienta náuseas y tenga la necesidad de vomitar.

Otra señal es que se pueden producir sensaciones de frío y calor.

Una señal que muestra claramente que la mujer está de parto es cuando ya no utiliza la parte frontal del cerebro, la razón, y pasa a un estado primitivo, salvaje, focalizada en su mundo interior, emitiendo sonidos guturales, sin darse cuenta de lo que ocurre a su alrededor.

Otra señal corporal muy importante en la que nos debemos fijar siempre es la “línea púrpura” línea que nace en la zona del ano y va creciendo hasta terminar en la zona del cóccix. Esta línea indica en qué estado de dilatación se encuentra la mujer. Cuanto más larga y pronunciada es la “línea púrpura”, más dilatada está la mujer, lo que significa que la cabeza del bebé verá la luz en muy poco tiempo.

Citamos aquí también el “Rombo de Michaelis”, que también es un indicativo de la dilatación completa en mujeres, cuya posición permite un ligero desplazamiento del triángulo formado por el cóccix, el sacro y las últimas vértebras lumbares, creándose más espacio para que el bebé se vaya amoldando.

Por lo tanto, los tactos vaginales rutinarios son innecesarios la mayor parte de las veces, existiendo otros métodos menos intervencionistas que permiten a la mujer sentirse más libre, siendo solamente ella la auténtica y única dueña de su parto.

REFERENCIAS:

Apuntes de mis clases.

Advertisements
Standard

One thought on “La “línea púrpura” y otras señales

  1. Pingback: Pon una matrona en tu vida

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s